Saltar al contenido

La Puerta de la Verdad

La puerta de la verdad

La Puerta de la Verdad (también llamada La Puerta de la Alquimia, El Portal, y más comúnmente La Puerta) es una estructura metafísica y posiblemente metafórica. Es la fuente del conocimiento alquímico y la entrada al dominio de Dios, donde ningún mortal está destinado a pisar.

Cualquier alquimista que intenta una Transmutación Humana es convocado ante la Puerta por el rebote de la transmutación y es confrontado brevemente por el ser conocido como la Verdad antes de que la Puerta misma los lleve a través de si misma.

Aspecto

La Puerta es un par de puertas que se asemejan a un conjunto de grandes tablillas de piedra grabadas con un mural, flotando en una interminable expansión blanca. Aunque no parece haber nada detrás de las puertas cuando están cerradas, al abrirse revelan una dimensión de información que se manifiesta como un vacío sombrío con varias manos etéreas como sombras saliendo de él y un solo ojo grande dentro.

Aunque la Puerta aparece idénticamente a todos y cada uno de los que la atraviesan, los grabados de las puertas de piedra parecen diferentes para cada persona como reflejo de su verdadero yo y para la comprensión de “La Verdad” por parte del alquimista (todos los grabados, de una manera u otra, son representaciones del Universo y del Cosmos).

Para Edward Elric, que ha pasado por la Puerta no menos de cuatro veces, el mural es un relieve del Árbol Sephirótico de la Vida del erudito paracelso del siglo XVII Robert Fludd con numerosos zarcillos y ramas, mientras que el mural de la Puerta de Alphonse Elric es un relieve de una ilustración del texto “La médula de la alquimia” del alquimista del siglo XV George Ripley.

Para Roy Mustang, el mural representa una versión estilizada del conjunto de la alquimia flamígera diseñado por Berthold Hawkeye y para Padre, la Puerta parece estar completamente en blanco, probablemente debido a su incapacidad o falta de voluntad para aprender, cambiar o crecer espiritualmente durante su vida. No se sabe qué imagen apareció en la Puerta de Izumi Curtis.

Dentro de La Puerta

Dentro, el conocimiento puro sobre el mundo, el universo, la alquimia y todo es forzado dentro de la mente del alquimista a medida que comienza a descomponerse tanto física como mentalmente, convirtiéndose en parte del flujo. Sin embargo, al alquimista solo se le concede tanto conocimiento como sea proporcionado a lo que está siendo entregado como “peaje” a través de la Puerta.

Por ejemplo, Edward Elric, que renunció a su pierna izquierda, solo vio un poco, pero su hermano Alphonse, que había renunciado a todo su cuerpo, vio un poco más allá. No se sabe lo que les sucede a los alquimistas cuyas vidas son abandonadas, pero la Piedra Filosofal parece ser lo único que le permitiría a uno pasar a través de la Puerta sin pagar un peaje personal.

Si un alquimista sobrevive a su paso a través de la Puerta, son enviados de vuelta al plano mortal sin lo que dejaron atrás como pago. También pueden realizar alquimia sin necesidad de dibujar Círculos de Transmutación. Más bien, sus miembros pueden, cuando son juntados, servir como el círculo externo para la transmutación, y el cuerpo del alquimista mismo sirve como la matriz.

El Ojo de Dios

El ojo de dios
El ojo de dios

El Ojo de Dios es un ser que existe al otro lado de la Puerta. La naturaleza de la entidad nunca se revela completamente, ya que solo se muestran su ojo y una serie de brazos negros. Cada vez que alguien intenta la Transmutación Humana, lo arrastra a través de la Puerta y fuerza la verdad en sus mentes. Hay un vínculo entre la entidad y La Verdad. Existe la posibilidad de que sean uno y lo mismo, ya que La Verdad también se ha identificado a sí misma como ‘Dios’.

El Homúnculo más tarde conocido como Padre fue creado a partir de esta entidad. A diferencia de los homúnculos, que tienen ojos morados, el ojo de este ser consiste en cinco anillos de plata.

La Puerta en el anime de 2003

Exclusivo del anime de 2003.

En el anime del 2003, la Puerta funciona de manera similar a la del manga original, apareciendo como un par de puertas en una infinita expansión blanca y forzando la verdad del conocimiento alquímico en las mentes de los alquimistas que son llamados a ella por los rebotes de la Transmutación Humana, pero su naturaleza es diferente.

En lugar de ser una fuente de conocimiento alquímico, la Puerta es el origen de la energía alquímica y un portal dimensional a otro mundo, la Tierra. Se explica que, cuando la gente de “nuestro mundo” muere, sus almas se convierten en energía que pasa a través de la Puerta y se convierte en la energía utilizada en las transmutaciones diarias en el mundo de Fullmetal Alchemist.

Aquellos que pasan a través de la Puerta se separan en tres partes -la mente, el cuerpo y el alma- hasta emerger al otro lado. Para aquellos que no pueden cruzar apropiadamente, partes de la mente, cuerpo o alma son tomadas por la Puerta, pero aquellos que emergen enteros del otro lado se encuentran en el mundo alternativo. Sin embargo, es casi imposible que aquellos que cruzan al mundo real desde el mundo del Fullmetal Alchemist regresen, ya que la alquimia no funciona en la Tierra.

La Puerta aparece, no como tablillas de piedra, sino como una versión tridimensional y conmovedora de la escultura de Auguste Rodin de las Puertas del Infierno de Dante. Dentro, en lugar de una expansión negra con un ojo, el espacio está lleno de pequeños niños de sombras con relucientes ojos morados, todos los cuales están preparados para atacar a seres que intentan pasar a través de la Puerta. Detrás de las sombras de los niños de la Puerta a veces se puede ver un solo ojo.

La Puerta de la Verdad
5 (100%) 1 vote[s]
error: