Saltar al contenido

Izumi Curtis

Izumi Curtis

Izumi Curtis es una maestra alquimista y experta artista marcial que vive en la ciudad de Dublith, en el sur de Amestris, donde dirige una carnicería con su marido Sig. Aunque por lo general no acepta estudiantes, ella aceptó la súplica de Edward y Alphonse Elric de tomarlos como sus aprendices y los instruyó tanto en teoría alquímica como en artes marciales durante seis meses. Eventualmente, Izumi llegó a amarlos como si fueran sus hijos.

Apariencia

Izumi es una mujer adulta de figura esbelta pero bien tonificada y altura. Tiene la piel clara, ojos oscuros y afilados, el cabello negro trenzado atados en una cola de caballo. Aunque odia que la llamen “vieja”, Izumi es bastante joven por estar en su mediana edad. Sobre su pecho izquierdo hay un tatuaje de Flamel.

Izumi normalmente usa una blusa larga de cuello blanco, abotonada que revela su escote de espalda, pantalones grises que le llegan a los tobillos y sandalias de punta abierta que tienen las letras “W.C.” en ellos.

Personalidad

Izumi suele enorgullecerse de ser una “simple y amable ama de casa” y se presenta tranquilamente como tal a cualquiera que se lo pida. Sin embargo, su humilde exterior esconde su temible carácter. Es propensa a actos rápidos de violencia y a infligir daño físico, y a menudo se la ve crujirse los nudillos cuando está enojada o quiere intimidar.

A pesar de su naturaleza agresiva, Izumi es una persona notablemente cálida, cariñosa y siempre dispuesta a ayudar a los necesitados, especialmente a los niños. Sabia y perspicaz, Izumi es una gran defensora de ayudar a la gente a encontrar su propio camino y por lo general solo interviene en nombre de aquellos que tienen la voluntad, pero no los medios, para ayudarse a sí mismos.

Aunque tiene mucha habilidad alquímica y fe en su poder alquímico, Izumi frecuentemente valora la idea de trabajar duro y solo usa la alquimia para cosas que no se pueden hacer a mano, enfatizando a otros que los alquimistas son humanos y tienen sus propios caminos.

También es muy abierta y curiosa, se da cuenta de las diferencias, pero las respeta porque piensa que todas las cosas/seres y sus propiedades se complementan, lo que la lleva a formar el credo “Uno es Todo, Todo es Uno“.

Izumi parece disfrutar mucho viajando, ya que a menudo se la encuentra viajando fuera de su ciudad natal, un rasgo que puede haberle transmitido a Edward.

Habilidades

A pesar de mostrar un gran poder y una habilidad alquímica temible, cada vez que hace uso de ese poder regurgita sangre debido a una lesión interna de una Transmutación Humana fallida varios años antes. Sin embargo, después de que sus órganos internos fueron reorganizados por Van Hohenheim, la salud de Izumi mejora mucho, aliviando así sus problemas de sobreesfuerzo físico.

Aunque es autodidacta, Izumi es una alquimista extremadamente hábil, sobresaliendo tanto en la investigación como en el combate de la manipulación consciente de la materia/energía natural. Su estilo de alquimia parece centrarse más en su entorno inmediato y en la forma más conveniente de utilizarlos en su beneficio.

También comparte la preferencia de Edward por la creación de armas de metal y la habilidad en el ataque con ellas, como la formación de grandes lanzas para empuñarlas con una habilidad increíble o incluso puntas de una fuerza increíble que hizo incluso colapsar una columna completa.

Como resultado de haber realizado una fallida Transmutación Humana varios años antes, Izumi es uno de los pocos personajes capaces de realizar alquimia sin la ayuda de un Círculo de Transmutación, simplemente juntando las palmas de sus manos transmuta.

Este talento hace que las transmutaciones de Izumi sean instantáneas e increíblemente versátiles, permitiéndole utilizar la alquimia a su máximo potencial en el combate directo.

Izumi es uno de los personajes más fuertes físicamente de la serie, siendo extremadamente poderoso tanto en el combate armado como en el cuerpo a cuerpo. Presume de una fuerza física impactante y demuestra ser capaz de dominar fácilmente a múltiples enemigos en un abrir y cerrar de ojos, y a rivales más grandes, como los osos pardos de montaña.

error: